5 claves para ir perfecta a una entrevista de trabajo

Descubre como ir perfecta a una entrevista de trabajo

La imagen personal es nuestra carta de presentación frente al resto de personas, ya sea en la vida cotidiana, el trabajo o una fiesta. Construir esta imagen exterior no sólo consiste en vestir bien y adecuada para la ocasión sino en muchas variables.

Quizás uno de los momentos en que mas queremos impresionar y menos conocemos como hacerlo es a la hora de una entrevista de trabajo. Normalmente queremos estar guapas pero a la vez ser profesionales y adaptarnos a la imagen que creemos que están buscando.

Si bien lo ideal es que nos juzguen solamente por nuestras habilidades o conocimientos, estamos en contacto con otras personas, y la manera en la que nos ven y nos desenvolvemos resulta vital para la percepción que tengan de nosotras.

Si jugamos bien nuestras cartas y sabemos combinar los distintos componentes que conforman nuestra imagen tendremos más oportunidades de causar una buena impresión en el interlocutor. 

1. La ropa

En este contexto, debemos seleccionar cuidadosamente la vestimenta para no dar una imagen errónea.

Normalmente, y para la mayoría de puestos, buscamos la sobriedad. Es preferible pecar de básicas que de extravagantes. No debemos optar por prendas sugerentes, escotes, minifaldas, ropa ajustada, colores demasiado estridentes… Pretendemos que nuestra personalidad esté por encima y llame mas la atención que nuestro físico.

Utiliza ropa con la que te sientas cómoda, no se trata de ir disfrazado de algo que no eres, pero sí de transmitir profesionalidad.

Si se trata de un trabajo en oficina o un puesto importante, es mejor que nos aseguremos del protocolo y normativa de la empresa, si es posible, para valorar el grado de seriedad de nuestra vestimenta. Por otro lado, hay casos en que se trata de un trabajo de imagen o cara al publico en los que podemos arriesgar un poco mas, aunque si no estamos convencidas, mejor ir a lo seguro.

También existen puestos mas creativos en los que nuestra imagen debe ir acorde con la cultura y el estilo de la empresa o marca, es importante que nos informemos y conozcamos a quién nos va a contratar.

2. Los accesorios

Menos es más, queremos estar bien vestidas pero sin distraer la atención. Si llevas bufanda o pañuelo por frío, quítatelo durante la entrevista, no es bueno esconderse tras demasiadas prendas.

Evita llevar demasiadas joyas, unos pendientes, un collar fino y dos anillos finos como mucho.

El calzado es muy importante, debe estar siempre limpio y en buen estado. Es preferible utilizar zapato cerrado que sandalias y en caso de que lleves falda debes llevar medias.

3. El cabello:

Es otro elemento clave que puede contribuir a causar una buena impresión o puede distorsionar nuestra imagen por completo.

Es esencial llevarlo limpio y cuidado. El objetivo es que estemos arregladas sin que se pueda interpretar como un elemento sensual. Se desaconseja el cabello suelto con ondas, el constante movimiento o manipulación del mismo puede parecer una actitud sugerente y atentar contra la imagen que deseamos proyectar.

Un peinado sencillo y cómodo como una coleta o moño puede ser nuestro mejor aliado.

4. El maquillaje

Utiliza tonos que resulten más naturales y sencillos, no abuses del color ni de recargar ojos o labios. Un eyeliner fino, máscara de pestañas, un colorete difuminado y un labial natural puede ser la mejor opción. Evita colores llamativos en uñas y llévalas cuidadas.

No te pongas perfume o elige un aroma sutil y fresco.

5. La propia conducta

Es lo mas importante, presta atención a cómo te desenvuelves e interactúas con los demás. La comunicación no verbal es parte de nuestra imagen, por ejemplo: la forma en que miras, los gestos, incluyendo el uso de las manos y cómo sonríes, todo esto proyecta una imagen de nosotros mismos en nuestro destinatario, mucho más fuerte que las palabras.

Maneja bien el espacio en el que estas. Al entrar una sala de reuniones para esperar al entrevistador, el lugar donde nos ubiquemos dará un mensaje acerca de cómo percibimos nuestro rol y el suyo en esa situación. Toma decisiones de movimiento, no te quedes parada, pero recuerda que no estas en tu casa y que son ellos quienes deben manejar la situación.

Espero que os sean de ayuda estos consejos en vuestras futuras entrevistas de trabajo. Recordad que, como siempre, podéis transmitirme vuestras consultas y explicarme vuestras experiencias.

Leave a comment