Las mejor y peor vestidas de la boda real

Tras la tan esperada boda real de Inglaterra, los mejores y peores looks

Los más de 2000 invitados a la boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle recibieron una guía de protocolo de qué deben llevar y qué no. Por ejemplo, desde la Casa Real recomendaban no llevar ropa de diseñadores estadounidenses, que sólo podrían llevar tiaras las mujeres casadas, ninguna invitada debería ir de blanco y los guantes sólo estarán permitidos con trajes de manga corta. En cuanto a los hombres, deben llevar chaqué, aunque se permite el traje oscuro, y los zapatos de cuero y con cordones.
Al tratarse de un evento de alto poderío social, político y económico, los invitados se encontraban bajo la presión de elegir bien su indumentaria para estar acorde con el protocolo dictaminado por la Casa Real e intentar estar a la altura de los demás asistentes.

Aún así, los colores y formas de los vestidos no siempre encajan, y por ello siempre hay algún personaje que no acierta con su elección siendo en ocasiones muy llamativo, extravagante rozando en ocasiones lo ridículo. Por ello, aquí te traemos nuestra lista de las mejor y peor vestidas.

Fueron muchas las personalidades que acertaron con su indumentaria por ello hemos seleccionado unas cuantas y son:

Reina Isabel II de Inglaterra.

La Reina Isabel II era una de las más esperadas de la jornada dada su imponente presencia pues todos querían ver cuál era la indumentaria elegida para tan destacado evento . El color verde flúor, tendencia absoluta, ha sido el elegido para esta ocasión. Su abriguito verde lima de Stuart Parvin y su sombrero de Angela Kelly fueron un gran acierto. Aunque el bolso de color negro típico de su estilo, no iba acorde con el look.

 

 

  Alma Clooney

Con un vestido de la diseñadora Stella McCartney, Alma consiguió encandilar a todo el público y marcar tendencia mundial, puesto que la búsqueda de vestidos amarillos se disparó un 1500 por ciento desde el enlace del príncipe Harry. El diseño es muy sencillo, con tirantes fruncidos para tapar los hombros y una cola asimétrica en la parte posterior que supo combinar con unos zapatos dorados y un sombrero muy original. 

 

 

 

Sarah Rafferty

Otra de las protagonista por su atavío es otra de sus compañeras de reparto de la exitosa serie Suits que apostó todo a las mangas con este precioso vestido de Lanvin. Un diseño en azul navy muy sencillo, con embellishement en las mangas. En general, es un diseño muy natural que gracias a sus atrevidas mangas, que encajan perfectamente, ha encantado a la mayoría.

 

 

 

Karen Spencer

La mujer del hermano de Lady Diana que vemos a su derecha eligió un precioso vestido de tubo en tono ultravioleta, donde la elegancia, la sencillez y clase estuvieron presentes en todo momento. Este tipo de vestidos también están marcando tendencia dado el acierto en cuanto a la elección del color y sobriedad.

 

 

 

Lady Kitty Spencer 

Destacamos la maravillosa elegancia de Lady Kitty con este favorecedor vestido en fondo verde y floreado, con un corte campana y un escote cuadrado de Dolce & Gabbana. Combinado a la perfección con el tocado en el mismo tono de verde y los complementos en tonos anaranjados siguiendo la línea del estampado. Uno de nuestros favoritos

 

 

 

 

 

En la lista de las peor vestidas destacan las siguientes: 

Oprah Winfrey

Quizás el color y la hechura de Oprah Winfrey no hayan sido demasiado acertados. Este diseño de Stella McCartney no le favorece en absoluto, al igual que el gigante sombrero. Los colores que ha elegido para su vestido se asemejan a los de la tenista Serena Williams que también asistió a la boda real y que tampoco acertó. Lo que sí hemos podido ver en ella han sido detalles de estilo como el bolso de Gabriela Hearst y los zapatos destalonados.

 

 

 

Serena Williams

El rosa tampoco ha sido el mejor aliado de Serena Williams, un diseño sencillo con demasiados drapeados y un escote bastante complicado de Versace, en general un vestido sin gracia en la que los tonos no acabaron dar en el clavo. Además la largura del pelo no iba acorde con la elegancia del evento.

 

 

 

 

 

Princesa Anna de Inglaterra.

El batín vestido con volantes de la Princesa Ana de Inglaterra parece no haber estado a la altura. El color burdeos y azul noche nos han trasladado directamente a las prendas de casa como batines y batas, añadiendo además tonalidades poco favorecedoras para su tono de piel, sumado a un corte del vestido inadecuado para su altura. Ciertamente, en general su vestido no ha convencido a los más críticos y no ha acabado de encajar.

 

 

George Clooney

Contrastando con la elegancia y el maravilloso look de su mujer, el actor lució un traje en gris claro muy poco acertado para la ocasión. Aunque supo combinar los colores e ir a juego con Alma gracias a su corbata a rayas amarillas, todo un acierto

 

 

 

 

 

Sabrina Dhwore

Y es que aunque el protocolo está más relajado que en otras ocasiones, no todo vale. La mujer de Idris Elba nos ha sorprendido (para mal) con su look de GUCCI, que si bien hemos de decir que es ideal para cualquier otra ocasión, quizá en esta era demasiado marcado y fácilmente reconocible. No nos ha gustado nada este estilo de colegiala. Aunque hemos de decir que el tocado fue de los mas bonitos.

 

 

 

 Princesa Eugenia de York

La princesa Eugenia se decantaba por un vestido de Gainsbourg de corte por encima de las rodillas e inspirado en la década de los 60 que acompañaba con un discreto sombrero de tono pálido. Demasiado sencilla para una boda real y algo corto para la ocasión.

 

 

Leave a comment